Las vacaciones escolares

28 mayo, 2015
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Helados

Via: Pinterest

Dentro de muy poquito empiezan las vacaciones escolares y vamos ha pasar muchas horas juntos en casa, cosa que nos encanta y también nos me preocupa.

¿No será demasiado tiempo de no hacer nada? Y todos esos miedos y blah blah que se te plantean en estas fechas.

Les ofrecimos la posibilidad de ir de campamentos o apuntarse a un campus de verano, pero muy amablemente la han declinado. En casa con mamá están mejor dicen :D. Yo creo que lo que quieren decir es que necesitan un poco de libertad.

Este verano no voy a  plantearme hacer mil cosas y programarme una agenda tan enriquecedora como apretada, he decidido que vamos a ir por el lado slow.

Así que en nuestras vacaciones escolares habrá :

1. Mucho tiempo para aburrirse. Con el aburrimiento pasa algo muy curioso, llega un momento que salta la chispa y todo empieza a fluir y empiezan a disfrutar, inventar…

2. Muy poco tiempo de pantallas.  Se vuelven adictos y cada día quieren más. Sé que algunos días los efectos secundarios del aburrimiento (previo a lo de la chispa) me harán estar tentada de soltarles los Ipads al 100% de batería. Pero voy a resistir 😉

3. Muchos libros y revistas y muchos materiales para inventar y crear cosas. Ya llevo semanas acumulando mil y una cosas. Cualquier día se piensan que tengo síndrome de Diógenes 😉

4. Voy a implicarles en el día a día. Durante el curso, con los benditos deberes no queda demasiado espacio para  nada mas. Las vacaciones son un buen momento para incluirles no solo en las tareas de casa, sino en muchas otras como planear el viaje de verano o en decidir qué cenamos  etc.  Maria de EBYM lo cuenta muy bonito en este post.

5. Un poco de mindfullness. Hace ya tiempo tenemos  el libro y el CD “Tranquilos y atentos como una rana” de Eline Snel, el día a día nos arrastra y no hemos podido practicarlo tanto como nos gustaría, así que aprovecharé estos meses para instaurarlo como una rutina mas del día a día. Es fabuloso para su salud mental.

6. Mucha piscina. Mejor si es la municipal del pueblo, no es tan cómoda como la de casa de los abuelos, pero ahí van a encontrarse con sus amigos y podrán hacer pandilla y jugar como lo hacíamos antes, sin adultos de por medio.

¿Que planes tienes para tus peques en las vacaciones escolares?

 

 

 

 

 

 

 

También te gustará

3 Comentarios

  • Responder Ana G. 28 mayo, 2015 at 2:29 pm

    A mi me empieza a decir la gente que ya queda poco para el verano y que no sabe uno que hacer con los niños… y entonces yo recuerdo que yo me iba al pueblo con los abuelos y allí era feliz de la vida. Así que, aunque logísticamente es una mudanza para tres meses, emigramos en cuanto les den vacaciones!
    Este verano no quiero prisas para todo, quiero que se aburran y gestionen su tiempo libre, jugar y jugar, piscina, siestas, montar en bici, zumos, como no hay wifi pues nada de tablet, pandilla nueva, … pues no me parece mal plan!

    • Responder Maite 29 mayo, 2015 at 2:51 pm

      Que suerte poder mudaros todo el verano! En los pueblos pequeños aún pueden tener un verano como los de antes.

      Disfrutarlo mucho!

  • Responder María Luisa - Hello Marielou 29 mayo, 2015 at 11:12 pm

    Me encantan tus planes Maite!
    Yo he vivido de pequeña en un pueblo y los veranos eran geniales, jugando al escondite, al pilla pilla, al Un, dos, tres, palito inglés…nada de tablets y sobrevivimos. Así que a por ello, seguro que se lo pasan genial!
    Un beso 😉

  • Deja una respuesta

    He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad

    Usamos cookies propias no intrusivas y de terceros para darte acceso a todas las funcionalidades: más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar