Una nevera llena de buenos propósitos

15 enero, 2018
Del mercado

Del mercado ¡Hola! ¡Hello!

¿Tienes tu despensa a punto?

Pues ahora vamos a llenar la nevera. Te voy a contar que tengo yo para arreglarme mas o menos una semana de comidas para 1 o 2 y cenas para 4.

De nuevo, toca vaciar todo, revisar caducidades y sí, tirar todas las “guarraditas” que haya. Sin piedad.

Una vez hecho eso, ya que la tienes vacía, aprovecha y dale una buena limpieza. Yo uso vinagre diluido en agua y me va estupendo.

Ahora a estrenar nevera.

¿De que lleno mi nevera?

Empezando desde abajo hacia arriba hay.

Frutas de temporada.

Tampoco muchas, yo tomo como mucho 2 al día. Ya te he contado que tomo pocos azúcares y por muy sana que sea la fruta es muy rica en azúcar y por lo tanto, mejor con moderación.

Mis hijos tampoco son muy fruteros y como ya les machaco mucho con que coman verdura, pan de centeno y otras cosas, lo de la fruta se lo perdono. Nunca substituyo fruta por zumo.

Por las vitaminas no te preocupes, muchas verduras tienen buenas dosis de vitamina c. Sólo hay que intentar no cocinarlas en exceso. Ya llegaremos a eso.

Verduras y hortalizas

Ahí sí que nos volvemos locos. Verduras a cascoporro. De todas clases y colores, verduras de hoja verde, verduras de raíz, puerros, cebollas…

Intento comprar siempre verduras de temporada, a excepción del calabacín y los tomates, que los consumo todo el año. He encontrado en los zoodles de calabacín un buen substituto de la pasta y como en casa no hay finde que se precie sin un plato de espagueti, uso la misma salsa para “su” pasta y mis zoodles.

A parte de esto suelo comprar las verduras a los chicos de la feixa verda, que vienen cada semana al mercado donde suelo ir y traen todas sus deliciosas verduras de cultivo ecológico.

Para comprar eco y de proximidad, las mejores opciones son las cooperativas de consumo y los mercados, aunque si vas muy justa de tiempo tienes buenas opciones para comprar en línea y que te manden la compra a casa.

Intenta evitar los supermercados convencionales, hay muchos pequeños productores ofreciendo sus servicios on line, seguro que en tu zona hay varios. Recibir una caja llena de maravillas vegetales recién cogidas del huerto no es comparable a recibir la verdura en bolsas, por muy eco que sea.

Con esto ya he llenado dos de los cajones de mi nevera.

El tercero es para la carne y el pescado.

Compro poca carne roja, menos carne procesada (hamburguesas y salchichas) y bastante pollo y pavo y algo de cerdo.

La carne también la compramos eco. Cierto que es mas cara, pero si vas a una alimentación más saludable, sabes que no tienes que consumir tanta carne ¿verdad? Así que al final tampoco acaba saliendo tan caro.

Y sí, tengo un hijo muy carnívoro y quizás él toma algo más de carne, pero igual que no le doy galletas de paquete, no le doy carne en exceso. Y no pasa nada, es por su bien.

Pescado y celfalopodos un par o tres de veces a la semana. Preferiblemente pescadito pequeño y azul.

Ya podemos ir a llenar los estantes de la nevera.

En el mas cercano a los cajones guardo alimentos cocinados.

Un día  a la semana dedico un poco mas de rato a cocinar, tampoco mucho rato, mas bien, es que aprovecho para hacer muchas cosas a la vez. Pero cosas que se hacen casi solas.

Cocino granos : Quinoa, sarraceno, pasta…

Hago caldo de verduras y pollo.

Salteo unas verduras (o las hago al horno si no tengo espacio en la inducción.

Preparo un par de purés

Hago un sofrito que me servirá de base para algún que otro guiso.

Hago salsa de tomate.

Limpio y corto verduras para ensalada.

Monto un pequeño circo en la cocina, pero vivo de rentas el resto de semana, porque con todo esto hecho, puedo arreglar una comida en poco tiempo y sin apenas manchar nada. Una buena manera de evitar tirar de precocinados y ultraprocesados.

En los demàs estantes tengo

Huevos, tomamos bastantes a la semana, como 5 o 6. A veces para cenar otras para desayunar. A la plancha, revueltos, poché…

Yogures de vaca, siempre naturales, yogur de Cabra que nos encanta usar como salsa para ensaladas y verduras.

Quesos de Cabra y oveja, embutidos muy pocos, algo de jamón iberico y de vez en cuando jamón cocido.

Mantequilla que pronto voy a cambiar por mantequilla clarificada o ghee.

Ketchup y otras salsas siempre de Cal Valls, ya que suelen ser las que llevan menos ingredientes indeseables.

Humus casero que me sirve para desayunar con tostadas, para complementar un buda bol o para dijera en una cena.

Creo que eso es todo lo que se necesita en una nevera. Verduras, frutas y cosas que las acompañen.

¿Que crees que le falta a mi nevera? ¿Que hay en la tuya?

 

 

 

 

 

 

 

También te gustará

Sin comentarios

Deja una respuesta

Atención: Mediante el envío de este formulario declaras haber leído y aceptado el Aviso Legal.

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close